Arroyo Noticias
Inicio  Locales  Municipalidad  C. Deliberante  Regionales  Provinciales  Nacionales  Internacionales  Deportes  Cultura  Salud  Tecno  Policiales  El Berretín

Avisos Clasificados

Avisos Clasificados

El Tiempo

El Tiempo

Datos y Números Utiles

Datos y Números Utiles

Cartas de Lectores

Cartas de Lectores

Necrológicas

Necrológicas

Altura de Ríos

Altura de Ríos

Contacto

Seguinos

Buscar:

Cartas de Lectores | 07/04/14 - 13:02

Cuando nuestra “mirada” nos identifica

 
 
 

 

El lenguaje es esencial para transmitir pensamientos, pero también ocurre una importante comunicación a través de las miradas, los gestos y en las posturas del cuerpo.

También se puede hablar sin mover los labios, solo por lo que expresamos inaudiblemente.

A veces, una mirada junto a una sonrisa vale más que mil palabras.

La mirada compasiva, reflexiva, una mirada de amor y ternura puede cambiar radicalmente una situación, un conflicto y hasta un cuadro de enfermedad.

Al pensar en términos de salud, manifestamos salud, no enfermedad. 

Esta percepción indudablemente coopera con el estado de bienestar y salud de cualquier persona, ya que la salud es una manifestación de la Mente divina y no una condición de la materia.

Se ha dicho y con razón que los ojos son las ventanas del alma.  Lo que sentimos interiormente, se expresa en los ojos a través de la mirada.

Ellos transmiten sentimientos y emociones, y es fundamental para que haya una coincidencia entre lo que se piensa y se expresa.

Un antiguo proverbio bíblico dice: "La luz de los ojos alegra el corazón". (Prov. 15: 30)

Me impresiona mucho cuando me detengo en la mirada de Jesús al enfrentarse a distintas situaciones.

Al momento de sanar a aquellos que acudían por curación, él los observaba con profunda ternura y amor, teniendo compasión de cada uno de ellos, haciéndolos sentir "amados", y de esa forma todos eran sanados.

Un ejemplo interesante que da la escritora estadounidense, Mary Baker Eddy: "Un animal puede enfurecer a otro con sólo mirarlo a los ojos, y pelearán los dos sin motivo. La mirada de un hombre,  fijada sin temor en una bestia feroz, a menudo obliga a la bestia a retirarse aterrorizada". 

Qué importancia tiene una mirada y una actitud sanadora para poder cooperar con el ambiente en donde nos movemos.

Dispongámonos a pensar cómo contemplamos nuestro entorno, a nuestra familia y aún aquellos que son desconocidos.

Propiciemos una mirada sincera, transparente, profunda, para recibir la respuesta  y la actitud que estamos esperando. Sin duda que contribuirá a sentirnos más sanos mental y físicamente.

¿Y si empezamos hoy?


* Elizabeth Santángelo

Elizabeth integra el Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana, en Argentina
Facebook: Elizabeth Santangelo de Gastaldi
Argentina@compub.org

 

 

 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias más leídas...

Proyecto de Arquitectura de un joven de nuestra ciudad concursa en Francia

 

Agustín Romero fue seleccionado para probarse en un Club de fútbol español

 

Robo en un local céntrico de indumentaria

 

Programa Concejal por un Día

 

Solicitud de modificación en la facturación de la EPE

 

 

¿Estás de acuerdo con la solicitud de financiamiento al FMI?

Si

No


Ver Resultados

 

 

 

 

Dirección y Administración: Erica Trotte

© Copyright 2011 Arroyo Noticias

 

Desarrollado por Rodrigo Guidetti
YouTUBE Google FOTOLOG Yahoo! skype facebook WikipediA Gmail monografias Blogger myspace mercadolibre Hotmail