07 Feb

Unos 600 canales ilegales de Córdoba desagotan en Santa Fe

 

Son desagües de establecimientos rurales, desvíos de cauces y terraplenes y fueron detectados por la policía ambiental de Córdoba. La mayoría son colindantes con la provincia de Santa Fe.

 

 

La Policía Ambiental de Córdoba detectó unas 650 obras hídricas clandestinas. La mayoría de ellas, en áreas rurales del este y del sudeste provincial, colindantes con Santa Fe.

Se trata de canales de desagüe de campos, desvío de cauces, terraplenes y hasta "pinchaduras" de lagunas.

"Algunas están desde hace 20 años o más, pero la mayoría son recientes; diría que fueron hechas a partir de las inundaciones de 2015", precisó Adrián Rinaudo, director del organismo encargado del control y la fiscalización en materia hídrica y ambiental de la Provincia.

Uno de los últimos operativos realizados por inspectores de esa repartición (que depende del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos) tuvo lugar en la estancia La Escondida.

En ese establecimiento agrario de General Levalle (344 kilómetros al sur de la Capital cordobesa y a unos 100 de la ciudad santafesina de Rufino) se sorprendió a operadores de maquinaria vial realizando "obras ilegales para modificar escurrimientos naturales y direccionar los excedentes hídricos hacia los caminos rurales, haciéndolos intransitables", según consta en el acta de infracción labrada en la oportunidad.

Uno de los caminos vecinales más perjudicados es el Nt 126-14, que pertenece a la jurisdicción del Consorcio Caminero de esa localidad del departamento Roque Sáenz Peña, se apunta en el documento oficial.

La retroexcavadora, una pala frontal y otros elementos utilizados en los trabajos ilícitos fueron secuestrados por personal de la Policía de Córdoba que participó en el procedimiento con apoyo técnico de la Secretaría de Recursos Hídricos.

En la ocasión se constataron, además, perjuicios en poblados y campos aledaños ubicados aguas abajo.

El trámite se completó con la notificación fehaciente al infractor, la aplicación de una multa y la orden de reparar los daños ocasionados.

Si bien no se pudo determinar el castigo económico aplicado en este caso, cabe señalar que la multa mínima es de 43.100 pesos.

La cifra resulta de multiplicar por cien el canon anual de una hectárea permanente de riego previsto en el Código de Agua de la Provincia (ley 5.589).

Cabe acotar que, en casos extraordinarios, la autoridad de aplicación de dicha norma puede multiplicar hasta tres veces la pena pecuniaria.

ACCIÓN Y REACCIÓN

La intervención se concretó días después de que el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, atribuyera parte del problema de las inundaciones  -que afectan a unas 70 localidades del sur santafesino-  a que Córdoba le tiraba el agua de los campos "a través de canales ilegales en zonas rurales" y a la poca capacidad que tiene la  provincia para evacuar el excedente, según la visión del mandatario.

Policía Ambiental también detectó infracciones en campos comprendidos en los departamentos San Justo, General San Martín, Marcos Juárez, General Roca y Unión.

Además de General Levalle, la Dirección de Policía Ambiental, con la colaboración de la Secretaría de Recursos Hídricos, desarticuló otras 22 obras clandestinas en arroyo Algodón, Colazo, Las Varillas y Santa Clara.

A la fecha, alrededor de un centenar de infractores asumieron la responsabilidad por las transgresiones constatadas, abonaron las multas aplicadas o solicitaron planes de pagos en cuotas, como consta en el registro específico del organismo.

Sin perjuicio de las violaciones detectadas y con sumarios ya iniciados, Policía Ambiental recibió medio centenar de denuncias sobre obras hídricas que se habrían ejecutado de manera ilegal en las cuencas más castigadas.

"Están siendo atendidas con prioridad, para estar en condiciones administrativas de desarticular las clandestinas o que la Secretaría de Recursos Hídricos indique que no deben mantenerse", reconoció Rinaudo.

REMEDIACIÓN

Por recomendación de la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia, las tareas de remediación contempladas en el plan de acción del año en curso se iniciaron en la cuenca del arroyo Tortugas (que tributa sus aguas al río Ctalamochita o Tercero, el más caudaloso de la provincia) y en la del río Segundo.

El área abarca un triángulo con vértice superior en las Sierras Grandes y base en el límite con Santa Fe.

Ya se concretaron trabajos aguas arriba con el propósito de frenar el caudal en el tramo inferior del curso, se aseguró desde el ministerio de referencia.

De manera paralela, se dispusieron trabajos correctivos en las cuencas del sistema arroyo El Gato, Santa Catalina y La Picasa que incluye a Serrano, Laboulaye, General Levalle, Vicuña Mackenna, Jovita y Adelia María, entre otras poblaciones del sur cordobés. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias más leídas...

Apareció la joven Dalia Vásquez Lipa

 

Fue encontrado Irineo González

 

Corte en el suministro de energía eléctrica

 

Una jornada con 70 mm de lluvia caída en la zona

 

Accidente en la Ruta S26

 

 

 

 

 

 

Desarrollado por Rodrigo Guidetti