15 Apr

El berretín de las cosas idas...Albino De Giácomo.

 

Mueblería, colchonería  y bazar

 

 

ALBINO DE GIÁCOMO, fue un inmigrante italiano, de la región de la Basilicata, viaja a nuestro país, siendo muy joven; a principos de 1890, radicándose en Rosario.

Su primer empleo, sería como conductor en la empresa de tranvías a caballo. Años más tarde, ingresa a ocupar un puesto en una "Fábrica de Colchones". Con los conocimientos logrados como colchonero, comienza a visitar zonas donde se requerían de ellos.

En aquellos tiempos, la gran inmigración había poblado de colonos las zonas rurales . Estos, necesitaban, dada la distancia existente de los centros urbanos, ser abastecidos de mercancías y otros menesteres. Era muy frecuente la visita en sulkys y carros, a chacras o estancias y demás explotaciones agrícolas y ganaderas; de vendedores y personas que ofrecían sus servicios. El colchonero fue uno de ellos...

El colchonero llegaba a la mañana temprano y era bien atendido por el campesino, quién le hacía servir el desayuno y luego al mediodía, el almuerzo. La tarea consistía en desarmar el colchón, y comenzar a pasar la lana por la escardadora. La escardadora era una máquina que deshacía la lana endurecida y comprimida que se había sacado del colchón, dejándola de tal forma que éste volviera a ser acolchado. Una vez finalizado el trabajo se procedía a introducir la lana, cosiendo el cotín y dándole las terminaciones.

Los viajes, desde Rosario a estas zonas con el sulky, van relacionando a Don Albino con gente de campo, sobre todo de Arroyo Seco, y otros pueblos vecinos.

Habiendo contraído matrimonio en Rosario, decide entonces radicarse en Pueblo Aguirre en 1905. Abre un pequeño negocio en calle San Martín en proximidades de donde hoy se encuentra el Banco de Santa Fé. Haciendo una composición de tiempo y lugar, imaginemos por un momento las calles de tierra y las pocas edificaciones, que a principios de siglo había en el pueblo.

Ya instalado en Arroyo Seco, se dedica a fabricar un tipo de colchón económico, que estaba al alcance de los inmigrantes que con exiguos recursos descendían en la Estación Arroyo Seco.


Más adelante, se traslada a calle Belgrano (enfrente a la Plaza 9 de Julio) y en 1910 instala la Mueblería y Colchonería en Monte Flores 153 (Hoy Mitre) .

En tiempos de esquila, adquirida la lana; se llevaba a lavar al río, con un carro que conducía Juan Estévez; y que era el medio de transporte de ese entonces. El agua del río, por su pureza; hoy tan lejana; dejaba la lana en condiciones óptimas para su uso; no así, el agua que se utilizaba en el pueblo. De regreso, la lana se ponía a secar al sol.

La Mueblería, era provista por los trabajos que adquiría a través de un convenio con los carpinteros; Caporaso y Carena. Anexa más tarde el negocio de Bazar. De igual forma continúa conservando el viejo oficio de vender y reparar colchones.

FOTOGRAFÍAS 1; 2 Y 3, 1920: Frente e Interior  del negocio en calle Monte Flores 153 (hoy Mitre) 

Entre los que contaba como colaboradores, se recuerda a Miguel Logrippo, Plácido Smacchia Florencio Fattore, y otros, quienes continuaron también con este oficio, tan particular.



FOTOGRAFÍA 4, Años 40: Lecciones gratis de bordado, promocionando la marca de una conocida máquina. (Gentileza de Ricardo y Silvia Gallego)

En el período 1912 y 1913, Albino De Giácomo, fue presidente de la Comisión de Fomento de Pueblo Aguirre. (Estación Arroyo Seco).

Al cerrar Caporaso y Carena la Carpintería, promediando la década del 30, sus hijos, sucesores de don Albino De Giácomo, construyen detrás del local comercial, un galpón destinado a Carpintería y Salón de Lustre. Se fabricaban todo tipo de Muebles, en todos los estilos y estaba mayormente afectado a abastecer a la Mueblería de los pedidos de sus clientes.

Se recuerda del personal que trabajó , entre otros a los hermanos Grassi, Antonio Carlini, Honorio Deheza, Julio Candella, Vicente Romanazzi, Eusebio Lastorta, Miguelito Minelli, Juan Dellazizza y Augusto Galigani. En el lustrado de los Muebles a Adolfo Carlini, Víctor Zingoni, Carlitos Giuliani y Nicolás Bozzutto (Berna). 

El 11 de Setiembre de 1967 el tornado que causó graves destrozos en la población, destruyó totalmente el galpón de la Carpintería. A partir de allí deciden cerrarla. La mayor parte del personal fue abriendo sus propios talleres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias más leídas...

Alumnos del Colegio San José junto al Presidente Macri

 

Buenas noticias para el San José

 

Nuevo cuerpo técnico en Athletic

 

Buscan a Juan Travallini

 

Corte en el suministro de energía eléctrica

 

 

 

¿Estás de acuerdo con la solicitud de financiamiento al FMI?

Si

No


Ver Resultados

 

 

 

Desarrollado por Rodrigo Guidetti