" />
  

 

06/07/14

El "berretín" de las cosas idas... Gardel en Arroyo Seco

 

En el mes de marzo de 1934, Gardel visitó sorpresivamente el "Club Progreso" de Arroyo Seco

 

 

Prosiguiendo con nuestra actitud de rescatar del olvido, acontecimientos, personajes, anécdotas y temas diversos; que aún hacen palpitar el "Lado pájaro" de nuestros corazones, y buscando quizás la dosis de eternidad que cabe en el instante mágico de un recuerdo; hoy convocamos a Don Roberto De Giácomo y un original relato que ya dejamos en sus manos...


 



El día que GARDEL quiso cantar en Arroyo Seco y ...

Lo que voy a narrar, que aconteció cuando yo era un chico de catorce años, al recordarlo al cabo de tanto tiempo, me produce la sensación de ser algo insólito.

No obstante fue algo real y formó parte del acervo popular de Arroyo Seco. Yo estaba pasando las vacaciones al terminar el primer año del bachillerato que cursaba en el Colegio Nacional de Rosario. Eran los primeros meses del año 1934.-

Más precisamente, en el mes de Marzo, se supo que Gardel sorpresivamente estaba en Arroyo Seco. Esto se produjo debido a que
el Sr. Arturo Alvarado, dueño de una estancia en la jurisdicción de Fighiera; estando domiciliado en Buenos Aires; tenía amistad con Gardel, y sabiendo cuánto le gustaban los caballos de carrera, lo invitó a que conociera su estancia, donde había algunos zainos de pura sangre. Aceptada esta invitación, viajaron hasta Fighiera. Durante la mañana recorrieron ese establecimiento y pudo apreciar los caballos, tal como le había anticipado el Sr. Alvarado. Luego del almuerzo, viajaron hasta Arroyo Seco, llegando a la Sede del Club Progreso.-

Es de imaginar el asombro de las personas que se encontraban en el Club, ante la presencia del ídolo máximo de la canción popular, que en ese momento se hallaba en la plenitud de su carrera artística. Luego de las conversaciones circunstanciales, le pidieron que cantara un tango, a lo que Gardel accedió gustosamente.

Encontrándome en ese momento en la Mueblería de mi padre, y enterado de tal acontecimiento corrí de inmediato hacia la vereda del Club Progreso. Y es así como sorprendido, desde la mencionada vereda, escuché a Gardel cantando el tango "SILENCIO". Al finalizar, el aplauso de la gente fue unánime.

Al día siguiente, un amigo me contó lo que había acontecido posteriormente. Le preguntaron a Gardel si ofrecería un recital esa noche para el pueblo, a beneficio de la Biblioteca Popular, a lo que Gardel accedió preguntando en que sala podría hacerse.  Entonces, resolvieron entrevistar al Sr. José Settecase a tal efecto, y lo acompañaron hasta el Salón del Cine .

Al enterarse de la solicitud que le hacían, el empresario, seguramente sin medir la magnitud del acontecimiento, le respondíó que no podía ofrecer la Sala, porque esa noche había función y le dijo que podía darles "un día muerto", o sea un día en que no había función. Gardel comenzó a reir y palmeándolo en la espalda le dijo: "muy bien Don José ," y siguió sonriendo; advirtiendo que a este buen hombre lo tomo desprevenido la tan inesperada propuesta, lo que hubiese sido un broche de oro para Arroyo Seco.

Otra de las notas simpáticas y anecdóticas de esta visita, fue que entre los asistentes del Club Progreso se encontraba Ricardo Faglia, que habia comenzado a cantar, haciéndolo en una emisora de la Ciudad de Rosario. Le pidieron que interpretara un tango para que Gardel lo escuchara. Así lo hizo, a cuyo término Gardel lo felicitó. Luego lo invitó con un whisky, a lo que Faglia le respondió que no tomaba para cuidar la voz. Entonces Gardel le dijo "tomate un whisky que vas a cantar mejor".

El bufetero del Club, Franciso Bozzutto (Francia), tomó la silla en la que se había sentado Gardel , como símbolo de aquella jornada inolvidable y la puso a buen resguardo, para que en adelante, nadie más se sentara en ella, quedando tal vez, como mudo testigo de tan importante presencia en Arroyo Seco.-

ROBERTO DE GIÁCOMO


 


NO HABIENDO LOGRADO OBTENER UN DOCUMENTO QUE CERTIFIQUE LA FECHA EN QUE EL ZORZAL CRIOLLO ESTUVO EN NUESTRO PUEBLO, Y HABIENDO OPINIONES QUE DIFIEREN CON RESPECTO AL AÑO, 1933 O 1934, LO DEJAMOS PARA LOS QUE QUIERAN EXPLORAR SOBRE ESTE PUNTO. LO IMPORTANTE PARA NOSOTROS ES EL TESTIMONIO QUE RESCATAMOS A TRAVES DE ESTE RELATO QUE NOS BRINDÓ ROBERTO DE GIACOMO, TESTIGO DE AQUELLA INOLVIDABLE JORNADA.



RICARDO FAGLIA "ARROYENSE"; "IDOLO DE LAS RADIOS ROSARINAS"
(Revista "La Linterna"; Rosario; 30/04/1938)



Nombre artístico de Miguel Falsiglio, nació en Arroyo Seco en 1910 , fue el "chansonier" de la típica que dirigió Antonio Nofri y que integraban Tito De Genaro, Nito Farace, Pierina Degenaro, Juan Caiola, Nicolás Lucente, Carlos Delvecchio, Eugenio Moncaglieri.

Más tarde fue vocalista cantor del trío compuesto por Nito Farace (violín), Bendito Nofri (contrabajo) y Antonio Nofri (bandoneón).  Actuaron durante mucho tiempo en la vieja L.T.1 Radio Rosario. Su fama fue creciendo y se constituyó en el ídolo de las radios rosarinas. Actuó en L.T.3 Radio Rosario con la típica de Francisco Plano, y luego como solista. En 1934 se destacó como artista y cantor en una película rosarina que se llamó "Viejo Barrio". Después se fue para triunfar en Buenos Aires, donde se escuchó su voz durante mucho tiempo en LS5 Radio Rivadavia.




1943 - CLUB PROGRESO - Autoridades de la Institución y representantes de las fuerzas vivas en el patio de la Sede Social.(Fotografía gentileza Familia de Bautista Fumero)

El "CLUB PROGRESO" fue el lugar donde se escuchó por única vez la voz incomparable de Carlos Gardel en Arroyo Seco. Esta
Institución fue fundada el 17 de Abril de 1905.-

En la fotografía se ha podido identificar a: Evangelista Pérez, Pedro Giúntoli, Jorge Bulleraich, Dr. Alfredo Ibarra, Francisco Ortiz, Dr. Mansueto Maiorano, José Chiorra, Santiago D Alonso, Carlos Lucente, Padre Olivo Benasi, Juan Massagli, Bautista Fumero, Osvaldo Ramacciotti, Jacinto Escudero, Santos Costurella, Juan Martins, Nicolás Di Santo y Feliciano DAlessandro entre otros.-


* Este material fue publicado originalmente en TEMAS & NEGOCIOS .


 

 

Desarrollado por Rodrigo Guidetti