07 Aug

El "berretín" de las cosas idas... La vieja Cooperativa de transporte

 

En Arroyo Seco, un grupo de empleados, que trabajaba en Centros Fabriles de Villa Constitución; deciden fundar a fines de los años 50, una Cooperativa que les proporcione un medio de transporte; para permitir de esta forma trasladarse a sus labores

 

 

Alguien nos dijo una vez que no se debe "vivir del pasado". Nuestra propuesta no pasa por allí, pues no nos declaramos "Apóstoles del Pasado", ni creemos habernos quedado detenidos en el Tiempo; solo procuramos rescatar lo bueno que habita dentro de cada uno de nosotros, a partir de un recuerdo genuino y positivo, capaz de templarnos el Alma, hasta elevarla hacia el Cielo y así poder disfrutar de esta sensación tan particular e incomparable. Marta Bujó escribió entre otras cosas... "La existencia es tan solo una mezcla extraña de finales y principios. Y lo creo porque otros que vivieron lo contaron. Es por eso que en esta aventura no estoy solo, que avanzo día y noche acompañado. Que hay otros que dejando su marca en el camino, encontraron mas tarde... caminando, el sentido verdadero de haberlo recorrido."

Así pensamos, así sentimos y así escribimos "El "berretín" de las cosas idas", que en este nuevo número comenzamos de esta manera:

Muchos la recordarán, otros, más jóvenes, tal vez no lo sepan. En Arroyo Seco, un grupo de empleados, que trabajaba en Centros Fabriles de Villa Constitución; deciden fundar a fines de los años 50, una Cooperativa que les proporcione un medio de transporte; para permitir de esta forma trasladarse a sus labores.

Y fue entonces, que con el esfuerzo de estos hombres de trabajo, que perdiendo horas de descanso y brindando lo mejor de si, se logró poner en marcha una empresa que llegó a ser un ejemplo de organización y un orgullo para la población. A esta Institución se la denominó:






"Arroyo Seco tiene fama de poseer los mejores hombres de trabajo, calificación ésta que ha sido dada en centros fabriles de Villa Constitución. Con motivo de las importantes industrias que se radicaron en los últimos años, en aquella ciudad, se formaron en los pueblos vecinos a la misma y aún en Rosario, varias Cooperativas de Transporte para el traslado del personal que desempeña sus tareas en ellas".

Entre esas Cooperativas se constituyó aquí, el 4 de Agosto de 1957, la Cooperativa de Transporte del Personal de Acindar y Acinfer Ltda. En las reuniones preliminares, prestó su desinteresada colaboración, el Procurador Sr. Roberto De Giácomo"

1962; FRAGMENTO DE LA RESEÑA HISTÓRICA




FUNDACIÓN Y ORGANIZACIÓN

El día 19 de mayo de 1957, ante la necesidad de disponer de medios de transportes propios y adecuados para poder concurrir regularmente a sus tareas, un grupo entusiasta del personal que trabajaba en las fábricas de Acindar y Acinfer y que reside en nuestra localidad, propugnó la formación de esta Cooperativa, realizando su primera reunión al efecto. 

Como primer paso se designó en esa oportunidad una Comisión Provisoria para encarar la organización de la naciente sociedad, que quedó integrada así: Presidente, Carlos A. Roldán; Vicepresidente, Hernán Valdés; Secretario, Eufemio Bruno; Tesorero, José Giannico; Secretario de Actas, Anastasio Riccardi; Pro-Secretario, Virgilio Rusconi; Pro-Tesorero: Ceferino Bozza; Pro-Secretario de Actas: Santiago Furlán, Vocales: Florindo Quiriconi, Osvaldo Garófalo, Luis Angel Tauriani, Armando Barbera, Felipe Di Benedetto, Juan Calatayud, Antonio Diele, Adolfo Sanabria, Vicente Pecoraro, y Angel Ramacciotti; Revisadores de Cuentas, Carlos Galasso, Ricardo Estévez, Guido Spadoni, Roque Perfecto, Rinaldo Mangiantini y Alfredo Purco; Síndico Titular, César Stéfano y Síndico Suplente, Eugenio Pitola. 

La primera asamblea se celebra el 4 de Agosto de ese año aprobándose los estatutos y eligiendo el primer consejo de administración que estaría prácticamente integrado por los mismos socios.

En el mes de noviembre de 1957, fueron adquiridos y puestos en funcionamiento los dos primeros ómnibus, y en abril de 1958 se concretó la compra del Coche Nº 3. Entre los años 1961 hasta 1971 fueron ingresando y renovando unidades, llegando a disponer
de seis coches.

La Cooperativa se inicia con 356 socios suscriptores. El número fue creciendo hasta superar en algunos años holgadamente los 400 socios.

La propiedad de calle Mitre 553, fue el lugar donde funcionó la primera Secretaría y realizaba sus reuniones el Consejo de Administración; en 1962 se traslada a Mitre 171, y en 1963 se instala en Gral. López 241. En 1967 adquiere la propiedad, sita en Juarez Celman y Juan B. Justo, a los Sres. STEFANO HNOS., titulares durante muchos años en ese lugar de una "FABRICA DE SILLAS". 

La amplitud del inmueble les permitió contar con comodidades para la guarda y el mantenimiento de los colectivos, y la Secretaría. Además, las Asambleas de Socios que siempre se celebraban en el Cine Belgrano, se pudieron realizar, a partir de entonces, en su nuevo local.

Hasta mediados del 70, tuvieron a su cargo la parte contable y administrativa, Jorge H. Velluto, Gotardo Sánchez y Nicolás Ruggiero, entre otros. Se recuerda que el mantenimiento de los coches durante los primeros años, fue atendido por Angélico Farrone.

Un claro ejemplo de la solidaridad existente entre la gente que perteneció a la Cooperativa, fue el manejo de los Coches. En los primeros años, los socios que tenían habilitación para conducir, lo hacían gratuitamente, llevando al personal hasta la fábrica. Allí, antes de tomar su turno, el chofer, entregaba el colectivo a otro socio conductor, que había concluído sus tareas; quién sería el encargado de manejar transportando a sus compañeros de regreso a Arroyo Seco. Se recuerda; a José Verdera, Ivano Camilletti, Ernesto De Cristófano, Antonio Navarro - ( Toto), Tomás Elizondo, Juan Calatayud, Rogelio Landucci, Samuel Medicina, Ronaldo Cinalli y Pedro Spina entre otros. Pero era necesario un estricto control en los horarios y en los turnos, tarea esta que durante mucho tiempo estuvo a cargo de Vicente Pecoraro y José Gianico. El deterioro de la ruta en aquellos años, significaba para estos conductores, unaverdadera travesía.

En 1961 un hecho enorgulleció a la Cooperativa. Tres socios fueron designados entre un grupo de 20 argentinos, que partieron hacia Alemania, para cumplir allí un ciclo de capacitación. Fueron ellos, los señores Jorge Sosa, Luis Angel Tauriani y Juan Gennay.

El 11 de Setiembre de 1967, la población se vio sorprendida por un violento "Tornado". Los efectos devastadores, ocasionaron en Arroyo Seco daños de todo tipo. La Cooperativa no fue ajena a este desastre, quedando bajo los escombros dos coches que fueron prácticamente destruidos.

En lo Social, los coches de la Institución, realizaban viajes de excursión para los asociados y sus familiares, permitiendo a la gente el acceso y visita a distintos lugares de veraneo y turismo.

Por último podemos destacar, que aquellos hombres actuaron con la plena convicción de suscribir a un lema, aún hoy vigente: "El cooperativismo es una fuerza que quizás avance lentamente, pero que avanza siempre, porque lleva en su espíritu un contenido ideológico y profundamente humano", y así obraron en consecuencia.




Y como dijéramos al comienzo; esperamos que el recuerdo de esta Entidad, creada hace más de medio siglo, y que hoy, lamentablemente ya no existe; haya servido para rescatar las virtudes de ella y la nobleza de su gente. Que ojalá algún día, tal vez, podamos verla renacer y observar nuevamente, el continuo paso de sus colectivos repletos, por las calles de Arroyo Seco, llevando y trayendo a sus hombres de trabajo,como en aquellos florecientes e inolvidables tiempos de la "Cooperativa de Transporte del Personal de Acindar y Acinfer Ltda" de Arroyo Seco.-


Agradecemos a: 

Eduardo Fanucci, Tito Giordano, Héctor Zanchetta, Antonio Navarro (Toto), Delio Tissone, José Luis Fernández. 


Material Consultado: 

Material de Archivo; Memorias y Balances de la Cooperativa.


* Este material fue publicado originalmente en TEMAS & NEGOCIOS .


 

 

Desarrollado por Rodrigo Guidetti