08 Oct

El "berretín" de las cosas idas... "Las Tiendas" 2ª parte

TIENDA “BUENOS AIRES” de Jesús Pérez en San Martín y Monte Flores. (hoy Mitre.) (Actualmente Flia. Smacchia)

 

 

 

Como  dijéramos en el número anterior, "La Historia de las Tiendas", que Gloria Gennai, puso al aire en "El Umbral", programa que iniciara Canal 2 en 1996, ha sido una de nuestras propuestas temáticas para lograr rescatar y poder adaptarlo llevándolo al medio escrito. Continuemos entonces en esta nueva entrega con la palabra de su creadora; 



"LAS TIENDAS"

2ª parte


Allá por el 20 en la esquina de San Martín y Victoria, estaba instalada la Tienda "La Toscana" de Corina Discépola, a quién  por un error del Registro la letra "o" se cambió por una "a" y el apellido alejó semánticamente su parentesco comprobado con Armando y Enrique Santos Discépolo.  Una clásica esquina hasta fines del 30. Las telas, ropa de trabajo y lencería adornaban las vidrieras de "La Toscana". Al frente de ella estaba Doña Corina. Cuando se cierra definitivamente la Tienda según se cuenta,  con liquidación y remate de mercaderías, se transforma en la clásica "esquina de Gómez".
        

En Victoria y San Martín, justo enfrente de la Tienda "La Toscana", tenían instalada su Tienda Don Francisco Aiello y Anita Florio. Doña Anita, modista fina, cosía para las novias del pueblo. Una Tienda amplia, en una construcción elegante y típica de Arroyo Seco. Los hijos de la flia. Aiello, fueron Teresa y Pedro.  Teresa, fue la madre del recordado médico Mansueto Maiorano, de Chocha de Massagli y María Esther de Massagli. Y Don Pedro,  uno de los políticos y hombre de bien que existieron en la zona. Honesto, político de raza;  ejemplo ciudadano; difícil de encontrar en estos tiempos que corren. Cuando a principios del 40 se cierra la Tienda, el lugar se  vende para la posterior instalación del Banco Provincial de Santa Fe, en 1943.

       
Este camino que estamos recorriendo muy brevemente de las Tiendas nos va dando un panorama también de lo que era Arroyo Seco, de lo que fue creciendo.  Según la investigación, en la década del 30 hubo muchas tiendas en el pueblo, con respecto a la proporción de población que lo habitaba. Era un tiempo de mucho crecimiento, donde Arroyo Seco recibía gente del campo, de las poblaciones vecinas y la Tienda era el lugar donde llegaba la familia para hacer las compras de la casa, el ajuar de la hija que se iba a casar o del bebé que iba a nacer. Templo de emociones atesoradas en el corazón de todos sus concurrentes.

    
Hay otras Tiendas que también existieron y que en las Memorias y Balances del Athletic Club, que me prestara Antonio Velluto; y que eran del Archivo de su padre; nos muestran propagandas y por ejemplo así vemos que en 1935 en Victoria 335 había una Tienda  "Blanco y Negro", de un tal Naon, y que no es la tradicional que ya conocemos y de la que hablaremos mas adelante. Y otra que fue muy reconocida en el barrio y en el pueblo fue la Tienda Colacrai en Belgrano y Victoria.

    
En la década del 30 de la zona de Siria ingresa Jorge Auak, quien reside originariamente en Rosario y luego de contraer matrimonio se afinca en Arroyo Seco. Primero ejerce el oficio de Peluquero y después instala una Tienda en la esquina de Humberto 1º y San Martín.  Este inmueble es adquirido a Torcuato Bellini, dueño en esos años de gran parte de la cuadra. Y también como lo hacían otros paisanos que se destacaron por ser gente de trabajo, Don Jorge, comienza a trabajar como vendedor ambulante, viajando en colectivo a distintos pueblos, como Bogado, V. Amelia y también internándose en zonas rurales para vender toallas, medias, camisetas y todo tipo de mercancías de tiendas. Mientras tanto, la Tienda era atendida por su esposa Rosita, que con el tiempo y habiendo crecido la familia,  lo hacía en compañía de sus cuatro hijos.

De nuestra investigación y con la colaboración de Elías, Elisa y Miguel Auak, hijos de don Jorge Auak;  podemos afirmar que éste primero ingresa a trabajar en la Tienda que su primo Alejandro Auak poseía en Independencia al 500, y más tarde en Humberto 1º y San Martín, le adquiere la tienda a su paisano Miguel Cufatti; con la denominación "El Gran Baratillo".

  
Oriundo de Siria, de su capital Damasco, Don Pedro Chaui, su esposa y 5 hijos llegaron a la Argentina aproximadamente en 1908. Como la mayoría de los paisanos Sirios y Libaneses, Don Pedro fue ofreciendo con un sulky sus mercancías por chacras y campos de la zona. Luego Antonio y Juan, dos de sus hijos, lo acompañaron en las cotidianas visitas al campo y aprendieron el oficio de vendedor ambulante.
  
Los lugares donde se situó la Tienda con el correr de los años fueron, en Independencia entre 9 de Julio y L. De la Torre, y en Belgrano al 500. A partir de 1944 en su sitio definitivo de San Martín al 600. En la década del 30 en este lugar existió la Tienda de Vicente Roger, y después la Tienda "La Ideal" de Max Dickstein.  Don Antonio, Josefa Brandi; su esposa, Alicia y Edgar los hijos; son 3 generaciones que siguieron la tradición de la Tienda en Arroyo Seco. 



ELIAS BAZZO y su esposa Julia.

"TIENDA EL BLANCO Y NEGRO"


Don Elias Bazzo, es otro de los inmigrantes Sirio Libaneses que instaló su tienda en Arroyo Seco. Lo mismo que sucedió con otros paisanos y parientes, la guerra lo decide  a dejar Asia, en 1914. Junto a su esposa y en compañía de dos chiquitos, un varón y una nena, se encontraron con un grave problema al descender del barco. Les habían robado el equipaje y los documentos. Después de seis meses de permanencia en Buenos Aires viajan a Rosario donde  reciben la ayuda de un hermano de Elías. El dilema ocasionado por la falta de documentos hizo que se registrara su apellido, de acuerdo a su pronunciación; Bazzo. 
  
Siguiendo los consejos de su hermano comenzó a trabajar como vendedor ambulante, vendiendo puntillas, botones y hebillas . En 1922 se radican en Arroyo Seco, en calle San Martín al 700 (hoy familia Ceturini). En 1930 finaliza la construcción del nuevo edificio y se inaugura la "Tienda Blanco y Negro" en Independencia y Sarmiento. El negocio era atendido por  Elías, su esposa,  y por Julio, su hijo mayor. Salvador Bazzo, el hijo menor del matrimonio era aún muy pequeño. 
    
Como así lo había hecho su padre, Julio, salía con una canasta a vender por los alrededores. La población en ese tiempo,  era muy chica, y estaba rodeada de grandes extensiones de campo. Julio,  tomaba a la mañana el tren rumbo a General Lagos o a Fighiera.  El regreso a  la tarde debía hacerlo caminando, puesto que el tren pasaba antes de finalizada su tarea.
    
Al fallecer  Elías Bazzo, y más tarde su esposa, sus hijos Julio y Salvador quedaron al frente de la Tienda. En 1965, ambos hermanos se trasladan e inauguran el nuevo local en la esquina de Libertad e Independencia. 
      
Los continuadores a cargo de la "Tienda Blanco y Negro" de la familia Bazzo,  que es la tercera generación, son los hijos de Salvador, su hija Rosana y su hijo Eduardo, quien ha sido el colaborador de esta nota.
       
       
Afortunadamente, y reafirmando lo que venimos sosteniendo desde nuestra columna, muchas veces las raíces asumen un papel relevante en nuestras Historias de Vida, y  actualmente una cuarta generación personificada en Maico, hijo de Eduardo Bazzo, se incorporó al negocio por propia decisión, siguiendo con la tradición familiar que se iniciara hace ya casi un siglo.



Material consultado:  Material de archivo-Programa "El Umbral".

Agradecemos a:  Familia de Salvador Bazzo - Familia Auak - Lito Cianci



* Este material fue publicado originalmente en TEMAS & NEGOCIOS.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias más leídas...

Comunicado de la EPE.

 

Comunicado de la EPE.

 

Inscripción abierta a aspirantes a la G.U.M

 

Se inauguró la nueva ermita de la Virgen de Luján en el campo Traverso

 

Pedro Fernandez apareció y ya se reunió con su familia.

 

 

 

 

 

17 de septiembre convocatoria de vecinos por más seguridad

 

Desarrollado por Rodrigo Guidetti