17 Dec

Primera condena en el país por trabajo infantil

 

La Justicia provincial condenó a dos personas que obligaban a chicos de entre 12 y 16 años a trabajar en su campo de Santa Teresa

 

 

Por primera vez, la Justicia provincial condenó a dos personas por trabajo infantil. Se trata de los propietarios de un campo de arándanos de Santa Teresa que obligaban a chicos de entre 12 y 16 años a cosechar el fruto. 

Según publicó el diario santafesino El Litoral, la jueza Marisol Usandizaga condenó a Héctor Osvaldo Balducci y Silvia Edit Bava como "material y penalmente responsables del delito de aprovechamiento económico ilegal de trabajo infantil". Les dio un año de prisión de cumplimiento condicional, les prohibió acercarse a las víctimas del hecho y los puso a disposición de la Dirección Provincial de Control y Asistencia Post Penitenciaria por dos años.

El subsecretario de Políticas de Empleo y Trabajo Decente, Guillermo Cherner, explicó que el caso se inició en noviembre de 2016 tras una denuncia recibida en el organismo. "Cobraban once pesos por cada kilo recolectado -contó-. Desde entonces, se siguió el protocolo indicado para estos casos, se le cobró una sanción pecuniaria (multa) a los propietarios, de casi seiscientos mil pesos, y se radicó la denuncia penal, que finaliza con esta sentencia que declara culpables a los titulares del emprendimiento por el aprovechamiento económico de los menores".

"Se trata de la primera condena sobre trabajo infantil en todo el país. Es un hecho simbólico muy importante y nos genera la satisfacción de saber que la Justicia avala y acompaña con su sentencia nuestro trabajo", destacó.

Fuente: Rosario 3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias más leídas...

El Padre David Rogani fue nombrado Cura Párroco en San Lorenzo

 

Caso de suicidio en una bajada del Barrio Acevedo

 

Tierra de Sueños:la historia sin fin

 

Carnaval Fighiera 2020

 

Corte en el suministro de agua

 

 

 

 

 

Granizada en Arroyo Seco y zona, lunes 16 de diciembre

 

Desarrollado por Rodrigo Guidetti