07 May

Centenario del nacimiento de Eva Perón

 

Martes 7 de mayo

 

 

El 7 de mayo de 1919 nacía en Los Toldos, Buenos Aires, María Eva Duarte, hija ilegítima de Juan Duarte y Juana Ibarguren.
En el año 1935, a sus dieciséis años de edad, Evita viajó a la Capital Federal  donde  trabajó como actriz en pequeños teatros y en la radio realizando radionovelas.

En 1944, tras producirse un terremoto devastador en la Provincia de San Juan, se realizó un festival artístico en el Luna Park para recaudar fondos para reconstruir la capital y asistir a las víctimas del desastre, ocasión en la cual conociera al Coronel Juan Domingo Perón.

Los sucesos del 17 de octubre de 1945 la encontraron organizando los reclamos por la libertad de Perón, detenido en la Isla Martín García. Tras las movilizaciones de ese día y la liberación del Coronel, contraen matrimonio el 22 de octubre por civil y el 10 de diciembre se casan en la Iglesia de San Francisco de la Ciudad de La Plata. 

Eva Perón se convertiría en una figura fundamental de la historia social y política de la Argentina, falleció de cáncer el 26 de julio de 1952 a los 33 años.

Amada y odiada con la misma intensidad, su cadáver embalsamado fue secuestrado en 1955 por la Revolución Libertadora, fue trasladado y enterrado durante décadas en un Cementerio en Milán, Italia, bajo el nombre de María Maggi de Magistri. En diferentes operaciones que involucraron a Perón en el exilio en España, Montoneros, López Rega, Isabel Perón, finalmente durante la Dictadura Militar sus restos fueron trasladados a la bóveda de la familia Duarte en Recoleta.



Este martes 7 de mayo a cien años del nacimiento de Eva Duarte de Perón, organizaciones sociales, sindicales y políticas argentinas le rendirán  varios homenajes con distintas actividades que incluirán charlas, exposiciones y performances artísticas.Uno de los epicentros de los actividades será la ciudad bonaerense de Los Toldos, ubicada en el partido de General Viamonte (centro norte de esa provincia).

"Confieso que tengo una ambición, una sola y gran ambición personal: quisiera que el nombre de Evita figurase alguna vez en la historia de mi patria. Y me sentiría debidamente, sobradamente compensada si la nota terminase de esta manera: De aquella mujer sólo sabemos que el pueblo la llamaba, cariñosamente, Evita."

 

 

Desarrollado por Rodrigo Guidetti