16/03/22

Piden prisión perpetua para femicida: asesinó a su pareja y enterró el cuerpo en un molino

Foto archivo

 

El hecho ocurrió en General Lagos en el año 2019

 

 

En una audiencia celebrada este miércoles, el fiscal Alejandro Ferlazzo, de la Unidad de Homicidios Dolosos, pidió la pena de prisión perpetua para José María Castro por haber provocado la muerte de su pareja, Elsa Noemí Mercuri

El magistrado le atribuyó al imputado el delito de "homicidio calificado por el vínculo y por mediar un contexto de género". En ese marco, la jueza de primera instancia Valeria Pedrana resolvió "tener por ofrecidas las pruebas" para "rendir en juicio" admitiendo la acusación presentada por la Fiscalía contra el femicida.

La fiscalía le imputó haber causado el fallecimiento de su pareja, Elsa Noemí Mercuri, en General Lagos en el año 2019. El hecho se produjo entre el 28 de marzo de 2019 (día en que fue vista por última vez la víctima con vida) y el 27 de noviembre de 2019 (día en que se hallaron sus restos óseos).

Ese 27 de noviembre en una zona rural de General Lagos, a la altura del kilómetro 275 de la Ruta Nacional 9, en inmediaciones de la vivienda que compartía el imputado con la víctima, se halló en el interior de un pozo de un molino restos óseos pertenecientes a la víctima, prendas de vestir, y un arma blanca.

El fallecimiento de la mujer se produjo por golpes y compresión del cuello por parte de Castro. La conducta del acusado fue desplegada dentro de un contexto de género que tuvo lugar durante el curso de su relación de pareja.

Así, el imputado generó una relación basada en el sometimiento basado en una situación de permanente violencia física y psicológica. El imputado transcurre el proceso en prisión preventiva efectiva.

Un poco de historia
Elsa tenía 61 años y estuvo desaparecida desde finales de marzo de 2019. Por entonces, uno de sus hijos obligó a su padre a dejar una constancia de su ausencia en la comisaría de dicha localidad pero nada se supo de ella hasta el allanamiento a la propiedad donde encontraron restos humanos en el pozo y la ropa.

El hombre quedó detenido en ese momento. Y ya en la primera audiencia se conoció que las cuatro décadas de convivencia de Elsa con su pareja estuvieron marcadas por la violencia de género.

Elsa y su pareja estuvieron juntos 43 años y tuvieron cinco hijos. De las declaraciones surgió que delante de ellos hubo muestras de violencia física que incluyeron denuncias. Había maltratos físicos y psicológicos por parte de Castro para con Elsa.

A finales de marzo de 2019, Elsa, con una fluida presencia en las redes sociales, dejó de postear y nadie supo más de ella. A principios de noviembre, la noticia de su búsqueda de paradero se publicó en el portal de noticias Notilagos.

Pero antes hubo otra situación, a principios de abril y obligado por uno de sus hijos, Castro se presentó en la subcomisaría y dejó una constancia en la que contó que hacía dos años que estaba separado de Elsa pero en "armonía" y agregó que a finales de marzo se había ido de la casa y no supo más de ella. Además, quiso reafirmar sus dichos con la acotación que de ya se había ido en otras siete oportunidades, describieron los pesquisas.

Sin embargo, las declaraciones de los hijos sembraron dudas. Les extrañaba que su mamá no se comunicara, que haya dejado su teléfono y que no tuviera actividad en las redes sociales. También dijeron que la actual pareja de su padre había quemado todas las cosas de su madre incluso el colchón y la cama donde dormía Elsa, dijo la acusación en la imputativa.

También se conoció que Castro les daba a sus hijos distintas fechas de la "supuesta" partida de Elsa. Ellos contaron a la Fiscalía sobre la relación violenta que vivía la víctima con el sospechoso. Uno de ellos describió que Elsa le mando un mensaje el 28 de marzo que decía: "José es el tipo más hdp que existe pero nadie me cree pero también tiene su castigo".

El testigo agregó que un tiempo antes, durante una comida, su madre le dijo a modo de broma que su marido la iba a matar y la iba a tirar al pozo del molino. Su padre contestó que le iba a tirar cal para que se la coma así no quedaban ni los huesos, contaron en la audiencia.

Otra de sus hijas dijo que la habían llamado de la comisaría el 27 de noviembre para avisarle que habían ido a buscar a su padre y que no lo encontraron en la propiedad. Estaba en la casa de su actual pareja.

Hicieron un allanamiento en el campo donde vivía su madre y encontraron los restos en el pozo del molino.

Una fuente policial contó que al leerle los derechos, Castro manifestó que los restos de Elsa estaban en el pozo. Dijo que tras una discusión se pegaron y en un momento le puso una soga al cuello y tiró hasta que Elsa se cayó desvanecida. Pensó que estaba desmayada pero pasaron unas horas y no reaccionaba. Cuando se dio cuenta que no tenía signos vitales metió el cuerpo en una bolsa de arpillera y la tiró al pozo.


Fuente: elciudadanoweb.com
Foto: archivo-gentileza Andrés Vallasciani



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias más leídas...

Un equipo de salud mental evalúa a la menor acusada de matar a su hermanastro

 

Trazo Visual Studio: jóvenes Arquitectos con proyección internacional

 

Sábado 10 de septiembre, 27ª Peregrinación Rosario-San Nicolás

 

Ganadores del 5º concurso de Asado a la estaca

 

Peregrinación a San Nicolás: operativo de tránsito

 

 

 

 

 

Acto protocolar 40 años Malvinas-Palabras Alfredo De Bernardo

 

Desarrollado por Rodrigo Guidetti